domingo, 2 de mayo de 2010

Curiosidades animales, invertebrados

Curiosidades de la naturaleza
Ruge la marabunta. Se estima que por cada ser humano hay 200.000 hormigas.

Elvis, el insecticida. Un científico surcoreano ha descubierto que la música rock and rol! disminuye la capacidad reproductora de los dañinos pulgones, insectos que provocan pérdidas millonarias en las cosechas.

Almejas en conserva. Las almejas de agua dulce son capaces de resistir hasta dos años fuera del líquido elemento. Para ello, sellan sus valvas con un pegamento especial.
Calor letal. Las abejas se defienden del ataque de los avispones japoneses con bombas de calor. El avispón agresor es rodeado por una piña de medio miliar de abejas, que aumentan la temperatura del intruso a más de 47 0C. Con este calor, el avispón muere.
Masa fórmica. Las hormigas forman la mitad de la biomasa de la selva amazonica.

Concertista de verano. La cigarra cantadora mueve sus músculos sonoros 400 veces por segundo.

Liendres revoltosas. El piojo de la cabeza (Pedicu!us capitis) ha creado tal resistencia al insecticida Piretrum que hay que utilizarlo en una concentración 20 veces más alta que hace cuatro años.

Primer insecticida biológico. Los chinos del siglo 111 recurrían a una especie de hormiga asesina para eliminar los insectos que atacaban las huertas de mandarinos.

La cigarra se alegra. Las hormigas pasan el 70 por 100 del tiempo sin hacer nada, según el entomólogo italiano Cesare Baroni.

Mosqueo perforador. La mosca común podría ser la transmisora de las úlceras de estómago, pues en su cuerpo vive la Helicobacter pilory, bacteria causante de estos boquetes estomacales.

Un parto generacional. Los pulgones se reproducen a tal velocidad que una hem­bra puede parir a las hijas y las nietas a la vez.

Mariquitas terribles. La mayoría de las 5.000 especies de mariquitas son caníbales.

Ningún olor. Los insectos producen más de medio millón de olores diferentes. La mayoría pasan desapercibidos para la nariz humana.

El domador de insectos. Felicity Whitman, de Arizona, es un experto entrenador de insectos. Bajo sus instrucciones, un enjambre de abejas ha aprendido a posarse en su cabeza y ordenarse para formar un sombrero. Pero aquí no queda la cosa: sus hormigas son capaces de comer las hojas de lechuga haciendo figuras geométricas, y sus arañas, de tejer una tela con la expresión Hi en su interior.

Un paritorio de narices. Las hembras de las moscas estriadas no ponen huevos, sino que dan a luz larvas. Estas son depositadas en los orificios nasales de las ovejas.

Mimos al molusco. En el estado de Maryland (EE UU) es ilegal maltratar las ostras.

Diálogos a todas luces. Las sepias se comunican entre sí reflejando de su cuerpo la luz polarizada.

Sólo niñas. La hembra de los pulgones son capaces de poner huevos fértiles sin que intervenga el macho. Pero de ellos, sólo nacen hembras.

Una nipona tremenda. La salamandra gigante del Japón mide 1,5 metros y pesa 100 kilos.

Chichones de amor. Muchas veces, el sonido que produce la carcoma no se debe a que el insecto está royendo la madera, sino a que golpea con su frente el suelo de la galería para llamar la atención de la pareja.

Un refugio de coral. La tercera parte de las especies de peces marinos viven en los arrecifes coralinos.

Obreras altruistas. Si las abejas percibieran un sueldo por su trabajo como polinizadoras de almendros, manzanos y otros cultivos, habría que extenderlas un talón con la siguiente cantidad en pesetas: 1.500.000.000.000. A ella habría que sumar 37.500 millones de pesetas, por su producción de miel.

Atracción remota. El macho de la mariposa lagarta peluda puede oler a una hembra situada a 17 kilómetros de distancia.
Con un par de luces. Ante un peligro, la medusa abisal Colobonema se desprende de sus testículos bioluminiscentes para despistar al agresor.

La dentadura del picador. Un mosquito tiene 47 dientes.

Himenóptero albañil. La avispa Arnophila amaría apiana las paredes de su nido con una piedra que sujeta con sus poderosas mandíbulas.

¡Ay cochinas! En el Sahara y otros desiertos hay cochinillas de humedad.

Una muerte anunciada. Tras la fecundación, la hembra del pulpo común Octopus vulgads pone racimos de hasta 500.000 huevos, que cuida con esmero. Después de que eclosionan, cosa que sucede al cabo de tres meses, la madre muere.
Obsesión procreadora. En solo un año, una pareja de áfidos del repollo puede producir 822 millones de to­neladas de descendientes. Se trata de una cifra que equivale a tres veces el peso de la población humana.

Las tripas de un almacén. Las hormigas odre, de Australia, tienen una forma insólita de almacenar la comida. Esta se guarda en el vientre de unas obreras especializadas cuya panza, menor que un grano de arena, puede dilatarse hasta alcanzar el tamaño de un guisante. En la época de vacas flacas, sus compañaras las acarician para que regurgiten su ración de alimento.
.
(Fuente)

Enlázate

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte en la web